• Facebook
  • twitter
  • Youtube
  • @munimalvinas

Fabián Basílico

“Estamos poniendo mucho empeño en mejorar la calidad y el nivel de atención en todos los hospitales”

Fabián Basílico, secretario de salud de Malvinas Argentinas, dio detalles del trabajo realizado desde el inicio de gestión, recientemente expresado en la inauguración de la primera Unidad Funcional de 24 horas del barrio El Primaveral. Además, habló acerca de sus desafíos personales y adelantó los próximos pasos que se darán desde su área.

“Soy el primer médico de la familia, aunque no sé bien cuál fue el motivo. Creo que tiene que ver con el prójimo, me parecía que era la mejor forma de ayudar. Cuando terminé el secundario fui a la Universidad de Buenos Aires, hice la carrera de medicina y aquí estoy”, cuenta el Doctor Fabián Adrián Basílico, 48 años de edad, casado, padre de tres hijos, y desde el 10 de diciembre de 2015 está al frente de la Secretaría de Salud del Municipio de Malvinas Argentinas.

Además, Basílico es especialista en Medicina Interna, en Geriatría, tiene varios posgrados realizados (Administración Hospitalaria, Gerenciamiento y Auditoría Médica) y es profesor universitario.

¿Cuáles son tus sensaciones con respecto a la función que estás realizando?

Estoy muy contento porque vamos por un buen camino. La salud es un tema muy complejo en todos los municipios, y en Malvinas Argentinas lo era más todavía, porque venía con algunas cositas que teníamos en mente mejorar. Soy demasiado autoexigente, siempre pienso que hay mucho más para hacer. Por suerte el intendente nos respalda, tiene una apertura muy grande de lo que es la concepción de salud y nos avala para que podamos ir creciendo en la atención primaria, para que sigamos en investigación y en docencia, y para que mejoremos las condiciones de atención.

Autoexigencia que expresa, también, a través de su principal pasatiempo: “Hoy mi hobby es la carrera de abogacía, y si Dios quiere a fin de año me recibo. No pienso ejercer, no lo hago tampoco por complementar lo laboral. Me gusta mucho el estudio y desde que me recibí elegí avanzar en mi formación con posgrados y especialidades”.

¿Cómo te imaginás dentro de diez años?

Me encantaría seguir apostando por mejorar la salud y la medicina de Malvinas Argentinas, y apuntalando mucho en la docencia. Estamos trabajando para mejorar la formación de las residencias, tenemos casi la tercera parte del total en Buenos Aires, y aún no estaban reconocidas a nivel provincial.

¿Y cuál es tu principal desafío?

Mi gran delirio es que podamos tener en algún momento una universidad de medicina en Malvinas Argentinas. Somos una ciudad de salud, y si no podemos tener una universidad o un hospital universitario no lo puede tener nadie.

Parece una utopía…

Sí, pero es un emprendimiento lindo, y veo el entusiasmo de todo el equipo de trabajo. Por supuesto no depende sólo de nosotros, hay que tener distintas autorizaciones, permisos de las universidades. Todavía no tengo claro si sería una sede de la UBA o una carrera de la Universidad Nacional de General Sarmiento, pero creo que podemos trabajar mucho en eso. Tenemos la Residencia y la Unidad Docente Hospitalaria, conformada por los últimos tres años de la carrera. Nos faltarían solamente los primeros años y no hay que descartarlo. Tenemos un espacio verde hermoso para tener un campus o una ciudad universitaria. Ojalá podamos, es mi expectativa máxima, además de darle salud a todos los habitantes del municipio.

Doctor y funcionario al mismo tiempo, aunque el encuentro con el mundo de la política también surgió fortuitamente: “Fue de forma casual. Estaba en una cena de amigos y en ese momento se abría el nuevo modelo prestacional de PAMI, llevado adelante por el Frente para la Victoria. Y me convocaron a mí para ser el asesor del director general de PAMI San Martín. Fue el primer contacto que tuve, una experiencia muy linda. Vi muchísima voluntad de ayudar, y así pudimos cambiar algunas cosas que tenían irregularidades”.

¿Qué mensaje querés dejarle al vecino?

Que se quede tranquilo, trabajamos muchísimo para acercarle lo mejor, desde la mañana hasta últimas horas de la noche. Estamos poniendo mucho empeño en mejorar la calidad y el nivel de atención en todos los hospitales, en poner en marcha algunos equipos que no estaban en funcionamiento, que pertenecen a cada uno de los vecinos, y en mejorar algunas estructuras. Ya inauguramos una unidad funcional de 24 horas en el barrio El Primaveral, y aproximadamente en treinta o sesenta días estaremos inaugurando la segunda, tal como prometiera el intendente. Además estamos por inaugurar, quizás en noventa días, el Hospital de Internación de Geriatría, que va a contar con camas de internación y terapia intensiva.

Es fundamental afrontar las tareas con entusiasmo…

Sí, hay muchísimas ganas que se estimulan todos los días por la comodidad. Tengo el respaldo de las autoridades y me siento muy cómodo, es lo que siempre se necesita para trabajar tranquilo.