• Facebook
  • twitter
  • Youtube
  • @munimalvinas

Servicio de hemoterapia

  1. Inicio
  2. Salud
  3. Hemoterapia

Programa de Protección al donante y transfusión segura


Beneficios hacia el donante

Apuntamos a jerarquizar la imagen del donante, quien es en definitiva el elemento basal del programa, asegurando que se efectivice su acto solidario, evitando traslados, flexibilizando horarios.
El donante obtendrá su grupo sanguíneo sin necesidad de una nueva extracción, se le realizaran estudios inmunológicos de enfermedades transmisibles por sangre (hepatitis B y C, sífilis, brucelosis, HTLV, chagas y HIV).
Además recibirá un carnet y un seguro de sangre, el cual le dará acceso al donante o algún familiar a contar de ser necesario con abastecimiento de sangre sin necesidad de reunir nuevos donantes.

Beneficios hacia la comunidad.

La organización de la donación nos dará la fuerza necesaria para lograr el abastecimiento de sangre y hemoderivados suficientes y oportunos para el conjunto de los pacientes que lo requieran.
Además analizando las muestras de sangre nos permitirá implementar medidas medico-científicas, técnicas, docentes y administrativas para coordinar acciones preventiva para atacar posibles brotes o focos de enfermedades.
Una comunidad con un banco de sangre con una donación organizada es FUERTE.

Proceso de donación ágil.

Previo a la extracción se realiza una entrevista y exploración médica del donante (peso, toma del pulso y en su caso auscultación cardiopulmonar, toma de tensión arterial y análisis de hemoglobina). Es necesario repetir que toda persona que tenga dudas debe acercarse confiadamente a la donación porque allí se intentarán aclarar. De la calidad de la entrevista médica y de su interrogatorio, respetando la intimidad del donante, depende la salvaguarda del principio de la donación sanguínea: “No debe causar perjuicio alguno ni al donante ni al receptor”.

Explicar pormenorizadamente en qué consiste la donación de sangre; es un acto sencillo y breve, que no dura más de 10 minutos, donde se recogen unos 450 ml. de sangre, que supone alrededor de un 10% del total de sangre que circula por el organismo de una persona adulta. La reposición de los elementos extraídos es rápida; el contenido líquido o plasma no tarda más de 24-48 horas y sólo los hematíes necesitan un mes para su total reposición.

Por último, con la toma del refrigerio, se pone fin al acto de donar sangre. Su finalidad es reponer la pequeña pérdida de volumen sanguíneo con líquidos, mantener controlado al donante para evitar desvanecimientos pos donación, gratificarlo de alguna manera y ofrecerle la posibilidad de charlar con otros donantes, fomentando entre ellos el espíritu de grupo.